sábado, 7 de julio de 2012

Quinto capítulo

Siento haberme retrasado un pelín, pero estaba enferma(cof, cof)


Tom saludó a Sam y se sirvió un cuenco del guiso.
-Está delicioso-confirmó entre bocado y bocado-. Cada día lo haces mejor.
Después de comer, él y Sam cogieron las espadas de madera y empezaron a practicar golpes, fintas y estocadas. Los tatuados brazos de Tom se movía con la agilidad del  que lleva toda una vida entrenando. Sam le admiraba mucho: había conseguido el título de maestro espadachín con tan solo 19 años, y ahora se presentaba para maestro luchador. Había sido escogido por los maestros a la temprana edad de 14 años, puesto que vieron un gran potencial en él.
Cuando Sam se presentó a la prueba con 11 años, quedó muy decepcionado, a pesar de que Tom le repetía que daba igual, que no tenía importancia. Para él si que la tenía.
-Este año será diferente-pensó Sam esquivando una rápida estocada que le asestó su padre-. Este año iré a la corte del rey, y cuando tenga 21 años, seré maestro espadachín. Exhibiré mis tatuajes con orgullo, y Arish también. Ambos seremos maestros.
Sam cayó al suelo y se dio un buen golpe en los codos. Tom fue corriendo a hacia él y examinó sus heridas.
- No es demasiado. Pero te desinfectaremos las heridas, por si acaso.
- De acuerdo- musitó Sam incorporándose. Podía no ser demasiado, pero escocía a horrores.
 Fueron a la cocina y Tom cogió un paño limpio y alcohol. Empapó el trapo y lo pasó por los arañazos de su hijo con delicadeza. Aunque Sam se esforzó por parecer indiferente, no pudo evitar una mueca cuando el paño rozó sus heridas. Tom fingió no darse cuenta y continuó. Cuando acabó, dejó el trapo en remojo.
-Las heridas se curarán más rápido si están al aire libre- comentó-. Por eso no te pongo vendas.
Sam iba a decir algo, pero giró la cabeza en dirección a la puerta al oir llegar a alguien. Era Susan, madre de Sam y mujer de Tom. Fueron a saludarla y esta abrazó a Sam y le dio un rápido beso en los labios a su marido.
Ella era maestra maga, aunque no se podía apreciar de lejos, puesto que el pelo solía tapar sus sienes tatuadas. Intentó enseñar a Sam el arte de la magia, pero él parecía más interesado en las espadas. Sin duda era un Leker. Ella le dejaba en paz, pero le obligó  a  aprender unos hechizos básicos de supervivencia. No era muy común, pero a veces por Nékrovich rondaban lobos, y nunca sabías cuando ibas a toparte con alguno.
Susan vació lo que quedaba en la olla y la limpió. Cuando  Sam vio que todo estaba en orden y que sus padres empezaban a acaramelarse, se marchó de allí diciendo que eso del amor era repugnante. Llegó al local de Árkin y observó que, como de costumbre, Arish llevaba ahí  un buen rato.
-Llegas tarde- observó Arish estirándose.
-No- contestó Sam pacientemente-. Tú llegas temprano.
-Es igual. Marchémonos.
Entraron por la puerta principal y mostraron su  ficha de madera, que les permitía entrar y salir libremente dentro de los horarios, así como coger prestadas las armas.
Sam le contó a Arish lo de su espada.
- Qué envidia me das- comentó su amigo poniéndose el peto de protección-. Yo llevo queriendo una desde que tengo uso de razón. Pero son endemoniadamente caras.
-He oído que cuando te nombran maestro te regalan una-intentó animarle Sam.
-Ya, bueno- Arish le restó importancia-. Vamos a entrenar- Sam asintió con la cabeza. Cogeron las viejas espadas y los escudos y se pusieron los cascos.
Al parecer aquel día había un pequeño torneo con los alumnos de quinto curso. Los padres de Sam y de Arish  no se permitían pagar unos cursos, así que ellos aprendían por su cuenta. Le preguntaron a Derek, organizador del torneo e hijo de Árkin, que si podían participar. Este cedió a cambio de que después limpiaran la sala de armas. Accedieron, puesto que les venía bien  luchar con alguien que no fueran ellos mismos, y anotaron sus nombres en las inscripciones.

8 comentarios:

Alix Wow dijo...

Leker!! jaja me hace muchíííísima gracia la parte de "eso del amor es repugnante" jajaja (aunque ya te lo he dicho :)) Ayy que ganas de saber maaas!! menos maaal que esta vez es mas larguito ^^
Beeeesos Shoppin!!

Shoppo dijo...

jajaja gracias alicia n_n
Besos!! *3*

Drewinthesky dijo...

¿Solo una mueca? yo habría gritado como una posesa al tiempo que le saco los ojos a mi padre....

Por cierto, el capi genial.

¡Petons!

Shoppo dijo...

Ya, pero es que Sam es un machote... xD
Muchas gracias Drew!! :3

Beid dijo...

Me ha gustado lo de:
-Llegas tarde
-No, tu llegas pronto
ya se que excusa utilizar con mis amigas... XD
besos

Shoppo dijo...

jaja gracias beid =3
besitos

Alicia dijo...

me encanta shoppo tu mejor capítulo
besos :3

Shoppo dijo...

gracias alicia! me alegro de que te haya gustado