sábado, 28 de julio de 2012

Octavo capítulo




Nada más pronunciar estas palabras el árbitro, Sam salió disparado como una flecha hacia Ada y golpeó su espada con todas sus fuerzas. Su rival pareció algo desconcertada, pero se recuperó rápidamente y lanzó un tajo al hombro de Sam. Sam no hizo nada por evitarlo, a pesar de que pudo hacerlo, y  a pesar del dolor cogió la espada con las manos desnudas. Tiró de ella y la arrancó de la sorprendida Ada. La lanzó más allá del círculo y sonrió satisfecho. Tenía profundos cortes, pero había ganado el combate. Necesitaba el dinero del ganador.
- El ganador del torneo es Sam Leker- proclamó el atónito árbitro-. El premio es una recompensa de 30 colines y el acceso a las espadas de Sert, conocidas por su buena calidad. Gracias a todos por participar, y ya habrá más suerte la próxima vez. Por favor Sam Leker, pase por aquí para recibir el dinero y la ficha de acceso.
Sam fue por donde le indicaba el árbitro mientras recibía palmaditas en la espalda y felicitaciones. Alcanzó a ver la cara de Ada. Esperaba que pareciera furiosa, pero le miraba con aprobación. De repente, por debajo de la camisa, alcanzó a ver tatuajes en sus brazos.¿ Era una maestra de las espadas? Estaba prohibido que maestros como ella participaran en aquella clase de torneos de principiantes. Iba a contárselo a Derek, pero entonces tendría que admitir que se había fijado más de lo que debía en ella.
Alejó esos pensamientos de la cabeza y pensó en la recompensa que iba a recibir.¡Treinta colines! Con eso podría pagar parte de la deuda que le faltaba con el anciano curtidor. Además podría comprarse unas botas nuevas, las que tenía empezaban a apretarle. Incluso podría comprar un kit de limpieza de espadas, si no, podría oxidarse fácilmente. En  el taller podías acceder a unos, pero Sam prefería tener uno para su propia espada, Letal. Sonrió una vez más y fue a por el preciado dinero.
...
Sam se probó sus botas nuevas con inmensa satisfacción. Eran de cuero del bueno, y tenían tachuelas de bronce adornadas con dibujos de fuego. Tampoco le habían costado mucho, puesto que vendió las otras y sacó un buen dinero.
Metió el pie izquierdo y caminó un rato con ellas. Le venían perfectas. Guardó el dinero que había sobrado en su calcetín y buscó un buen refugio para su vaina de cuero. El cuero debía ser bien guardado, puesto que podría perder propiedades importantes.
Cambió sus vendas del codo, de las manos y del hombro por unas limpias y  de frotó el apestoso ungüento que le había preparado Susan para no tener agujetas al día siguiente. Aruugó la nariz ante el olor y se metió en su cama, enterrado bajo las cálidas mantas.
Se durmió al instante

8 comentarios:

Angie Sonríe dijo...

No está mal, aunque tampoco es que suceda mucho. Espero que el próximo sea más... en primer lugar: largo xD y en segundo a ver si puede ocurrir algo más interesante.
Besitos ^-^

Shoppo dijo...

Por lo menos eres sincera xD
Besos

Beid dijo...

Mola mucho, me ha intrigado lo de Ada. Maestra espadachina? A ver que lio montas ahora...
Besos

Shoppo dijo...

Seeep
Tampoco es tanto lio pero bueno xD
Besos

Luba dijo...

Me gusta mucho Shoppo :)
A ver si escribes mas rapido eh? Nah, tranquila, que yo no soy quien para hablar xD

Shoppo dijo...

gracias :)
este blog lo estoy llevando caaalma, porque con el otro me agobiaba un pelin demasié
una buena historia ha de hacerse esperar ;)

Alix Wow dijo...

Está chachi ^^ Pero hazlos mas larguillos jo xD
Beeesos Shoppo!

Shoppo dijo...

Gracias ali n_n
Ah por cierto, ya me he leido cazadores de sombras, es jodidamente clavado a la guerra de las galaxias
Besos